Con todo el tiempo del mundo

Leave a comment
2004-2014 / Blog / Uncategorized

y prácticamente nada de dinero, ¿qué puede significar la palabra vacaciones?

Muy poco. Quizás lujo.

El lujo de no tener que afanarse en aprovechar los preciosos minutos de tiempo libre concedido por mano ajena en colas de aeropuertos, restaurantes autoservicio playeros y macrodiscotecas. Prescindir de las viseras y los blusones floreados para entrar en ambiente mientras se espera el tren. Inmunizarse frente al entorno físico (¿qué hay más irrelevante si no se puede comparar?). El lujo de no tener que hacer más planes que los de supervivencia inmediata: una piscina en las afueras o una caña por la noche. O de mezclarse con los auténticos visitantes y mirarles con superioridad y fastidio como si fuéramos los únicos dueños del Botánico.

Lujo.
El lujo está reservado a muy pocos.
Las vacaciones son para la mayoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *