Wilke

Leave a comment
2004-2014 / Blog / Uncategorized

videoinstalación

,Hannah. Murió de cáncer a mediados de los 80. O de los 90 quizás. Años antes había fotografiado el cuerpo enfermo de su madre en una serie aterradora. Entonces era bella, feminista y tenía una peligrosa afición a posar desnuda que le hizo acarrearse el recelo de las hermanas de la crítica. Sin embargo la actitud de su cuerpo retratado está muy lejos de las convenciones del desnudo femenino. No hay más que comparar con las estilizaciones masoquistas de la fotografía de moda.

Continuó haciéndolo a pesar de su propia enfermedad, cuando muestra sin pudor vendas y pinchazos, y una carne marchita, que apenas recuerda ya a la arrogante Hannah de los años 70, pero que emite aún una misteriosa llamada dentro de la decrepitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *