Doméstica

comments 2
2004-2014 / Creación / Uncategorized

Y ahora tú te vengas dejándome las tortillas como aderezo de discóbolo,
y las nectarinas cual balas de una guerra de secesión.

No busques acosos ni conjuras.
Descongelarte, lo hice por tu bien.

2 Comments

  1. …¿cómo puedes tratarla así? después de tantas horas entregada a tu servicio,
    creo que no se lo merece (…)

    (genial post)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *