Visto: Super 8

Super 8

 

Super 8 está diseñada para que los que vimos E. T. llevemos a los críos al cine a ver una peli buena. También es para los que no tienen críos pero

 

a) son fanáticos de Lost

 

b) vieron E.T. en su día

 

c) les interesa el uso de filtros arcaizantes en digital

 

En estos tiempos de crisis universales, no hay espacio para tiernos y menudos alienígenas, ni tiempo moral para verlos adaptarse a nuestro mundo. En su lugar, malvados y gigantescos seres del espacio exterior vienen a atacar y engullir pequeñas comunidades que mantienen, con una nostalgia casi cínica, cooperativas metalúrgicas. Pero luego resulta que esos mercados alienígenas, no son tan malos, por más que hayan destruido la industria local y se hayan llevado por delante a su buen puñadito de víctimas inocentes, como Lehman Brothers el jefe de policía Briggs. Los jóvenes nos salvarán, dice Super 8, porque no les queda otra de paso que salvarse a sí mismos echándoles una mano a los destructores del espacio exterior.

 

 

 

Placeres culpables

     Hay cosas que nos producen un placer secreto y culpable, un deleite de confesionario que llevamos oculto por motivos diversos. Unas veces, porque nos parece de horteras de bolera (como bajar a la playa con los suegros y un bolso nevera), otras, porque tiramos el dinero en aparentar efímeramente el estatus que no tenemos como un wannabe de adosado cualquiera(¿Flores frescas para la casa? Ni que esto fuera la Moncloa), las más, simplemente, porque son una guarrería (disculpen). Todos tenemos listas inmensas, interminables, inabarcables, inaceptables, y buscamos la absolución de nuestros semejantes escondiéndonos por los rincones en barbacoas y cumpleaños.