Atención

Leave a comment
2004-2014 / Blog / Creación / Uncategorized

Están por todas partes. Son muy peligrosos.

Pueden ser sus vecinos y esposas. Los amigos de sus hijos.

Cuídese de ellos. Son muy peligrosos.

No atacan.

Solo se defienden.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *