Set Fire to Flames

Leave a comment
Oído / Uncategorized

Aquí hay mucha oscuridad. Empezando por los trece, ¡trece!, ¡trece! músicos de noble cuna que forman este proyecto (Godspeed You! Black Emperor o Hanged Up). Acabando por los sonidos punzantes y desasosegadores que van instilando lentamente como un veneno no demasiado peligroso en apariencia pero finalmente letal. En algunos pasajes me recuerdan mucho a This Heat y esas ganas de ir a comprobar si el ruido no será porque un intruso peligroso intenta entrar en casa en plena madrugada para asesinarnos a todos con la misma frialdad de su música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *