Mid-life crisis, 28

Leave a comment
Microdiario / Uncategorized

Tu madre ya no te dice que hagas la cama por las mañanas ni que dobles la ropa inmediatamente después de recoger la colada. Ahora te repite sin tregua que la vida es demasiado corta como para perderla planchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *