Mid-life crisis, 29

Leave a comment
Microdiario / Uncategorized

Unas sábanas blancas de buen algodón o lino, recién lavadas y planchadas a la perfección te parecen el súmmum del lujo y esplendor. Tanto, que hasta pagarías por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *