Jambinai

Coreanos que se tienen muy requetescuchados a Godspeed You! Un parque a mediodía no es el mejor sitio para escucharlos, desde luego. Mejor en un teatro de asientos de terciopelo rojo o en medio de un exorcismo.

Babes in Toyland

Romper dos cuerdas a la vez en la segunda canción no parece buen augurio, pero alabado sea el señor, porque Babes se crecieron en rabia y frescachonería. 

Primavera exprés, viernes 29

 

The Julie Ruin: Kathleen Hannah se lo pasa en grande. Gran fiesta riot mientras hacemos tiempo para Belle and Sebastian. Festivas y contundentes.

Belle and Sebastian: menos escoceses y lánguidos de lo que esperaba.

Sleater-Kinney: virtuosas y vestidas de comunión. Guitar-heroines.

Ride: un grupo tamaño estadio que no llegó nunca adonde hubieran debido.

Earth: cuando un jevi no sabe tocar, hace lo que Earth. Pequeña decepción.

Pallbearer: y cuando un jevi se corta el pelo… Ahora en serio. Son buenos.

Thee Oh Sees

Otro bocado a medias y de lejos. Aviso a las masas: no hay que perderlos de vista. Son muy peligrosos y van armados. 

Shellac

Hay dos eventos a los cuales los fieles han de ir una vez en su vida. La pinchada de DJ Coco y la verbena post-hardcore ruidista de Shellac. 

Dan Deacon

No es justo juzgar por tres canciones, pero nadie me ha pedido justicia. Oso por fuera, Panda Bear por dentro. 

Einstürzende Neubaten

  • Aunque en escena contemos con un clon de Bárcenas, otro de Punset, él representante de un flamenco venido a menos, un Frank Zappa y dos gigolós teutones, ha sido el concierto. Cacharrismo ilustrado y show de culto

Tori Amos

No deja de ser una diva y como tal, llena el Ray Ban y si la dejan, ayer el estadio de AC/DC.

DIIV

La sombra del post-punk es alargada. Muy alargada.