Babes in Toyland

Leave a comment
Microdiario / Oído / Uncategorized

Romper dos cuerdas a la vez en la segunda canción no parece buen augurio, pero alabado sea el señor, porque Babes se crecieron en rabia y frescachonería. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *