Mid-life crisis, 33

Leave a comment
Microdiario / Uncategorized

Ya no te puedes mantener despierta más allá de las tres de la madrugada. Aunque estés en medio de un concierto de Shellac. De pie. Y bailando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *