Pírricas

Blog / Uncategorized

Hemos ganado.

El discurso previo es lo que crea y no la creación la que justifica el discurso posterior. Se empeñan en levantar historias, en encofrar bien el concepto, en andamiar la persuasión a base de palabrería quincalla.

Creímos que el verbo se hizo carne. Nunca se nos ocurrió que el precio de la carne descendiera tanto que habría de hacerse verbo otra vez para habitar entre nosotros.