Amar de oídas 2.0.

Blog / Creación

A pesar de la distancia, a mis oídos, señor, ha llegado su fama. Dicen que sus twits son de tal gracia y donaire, y sus stories de instagram de tal belleza y finura, que las gentes se admiran en toda la región y en los reinos cercanos, y quien le conoce y le lee no puede sino clicar los corazones, señalar con los pulgares hacia arriba y retwittear sus gentiles sentencias. Cuentan también que no hubo caballero de perfil más hermoso ni tagline más certero y cautivador, de tal modo que muchas damas hermosas y discretas requieren su amistad con mensajes privados y menciones. Y en esto, que, aun sin haberle visto jamás en justas, fiestas y torneos ni aplicaciones móviles ni páginas, sin ni siquiera haber gozado de su boca las dulces palabras, ni comprobar con mis propios ojos que es tan bueno, agradable y de tantos méritos como dicen, solicito que me otorgue su amor, bello amigo, pues  justa es su fama en todos los dominios conocidos, hasta los confines de la deep web.