Pares

Mis pares sobreviven de diversos modos.

Algunos venden contratos de telefonía. Otros se inventan capítulos de vodevil a la pieza. Algunos llevan la comunicación de grandes sorporaciones financieras o pequeños partidos suicidas, Hay quienes han conseguido la titularidad en sus respectivos departamentos, tan pronto o persiguen a familias descarriadas desde las instituciones. Controlan la distribución de bebidas alcohólicas y la recaudación de las tragaperras. Escriben sobre Britney Spears con una mano y editan con dolor los primeros discos de grupos que les abandonan al primer imprevisto con la otra. Hacen la calle para diarios locales. Tocan el theremin. Peinan y maquillan. Limpian. Fijan. Dan esplendor.

Yo vivo de mi capacidad de síntesis y absurdo.

La Celestina. Control de lectura.

1. ¿Quiénes son los protagonistas de esta obra?

a) Calisto y Melibea
b) Parménides y Semprún
c) Tamara Falcó y Luis Medina

Maldad

Sólo hay dos mujeres mirando hacia arriba, lo que hace aún más extraño la ausencia de movimiento al pie de las Torres.

— Lo que yo no sé es como ha podido caer por dentro, si dicen que se ha tirado.

El chico que pide con su Farola plastificada en mano repetía un gesto a alguien grueso, enchaquetado y exageradamente alto. El mismo gesto que hacen los niños del bloque vecino para anunciar que van a saltar a la piscina.

Hubiera querido verlo, muy ruinmente.

Del mismo modo en que aborrezco a mis vecinos en verano.

Dopplegänger, ebrio

Los que viajan conmigo en el vagón y se miran con sumo interés en las ventanillas, ¿son de mi especie?
Esa cabeza que se recorta en una pantalla de ordenador llena de polvo antes de encenderla, ¿de quién es?
¿Soy yo acaso la figura vergonzante que huye del espejo entre cepillo y cepillo?

Mi doble dice: si bebes solo, no esperes que yo te acompañe en la resaca.

Pensar

Pensar se hace más difícil cada vez.
Hay muchas cosas que comprar, muchos informes que tramitar, muchas memorias que semirredactar, mucha formación que adquirir, muchos viajes que hacer.
Y ruido.

Viernes

Si fuera viernes

y tuviera una manta

y un sofá para no compartir

y

(Lord, won’t you buy me a colour TV?)

y no tuviera que corregir un sólo texto

de nada que hubiera que entregar el 31 de enero

no me movería de ese sofá*

Alicientes:

  • 22:00 ¿Dónde estás, corazón?
  • 23:20 Perseguidos
  • 00:00 Queer As Folk

bajos en calorías

 

*(El verso da mucha dignidad, pero ocupa espacio)

Comienzo

Esto es un fragmento de la primera entrada de inútil/imprescindible.

No hemos hablado demasiado del pasado común, lo que me parece un indicio inequívocamente positivo para una amistad: hay futuro. He vuelto a casa con ganas, llovía un poco.

Y ésta es la última entrada publicada

¿Qué hacen los artistas no experimentales?

He sostenido inútil/imprescindible durante dos años (2004-2006), he cambiado plantillas y añadido botones. La estética y las intenciones han variado durante estos 24 meses casi al mismo ritmo que los cambios en el diseño. Algunos fragmentos me han parecido brillantes, de otros no puedo sentir más que vergüenza, empeñada en dejar tanta constancia de los errores como de los aciertos.

No me ha servido el último esfuerzo. Ya había dejado de encontrarme cómoda en mi pobre afición a las siglas (CSS, HTML, Js) tiempo antes, pero decidí realizar el cambio definitivo allí.

Sin fundamento sólido me siento en un momento crucial, algo así como estar a punto de dar la vuelta a una esquina o de atravesar las puertas automáticas de una estación. Necesito ordenar, categorizar, limpiar, recolocar, etiquetar, nombrar, localizar. Aunque no atraviese puertas ni vuelva esquinas y todo permanezca exactamente igual que antes.

Comienzo aquí.